Mochi

El daifuku mochi es un dulce típicamente japonés que consiste en una masa de arroz glutinoso prensado, al que se añade algún relleno al gusto, como pueda ser el anko (pasta de judía roja endulzada), helados de distintos sabores (los más típicos son los de té verde o de cereza), nata, en cuyo caso se llama (yukimi daifuku 雪見だいふく), fresa con nata, chocolate… e incluso se pueden llegar a rebozar con semillas de sésamo. A veces, la misma masa de arroz que actúa como recubrimiento se puede también colorear añadiendo distintos sabores (fresa, cereza, té verde…). Este postre se toma normalmente para celebrar el año nuevo y tiene fama de provocar algún que otro ahogo por atiborramiento en tan señaladas fechas, dada su textura extremadamente pegajosa. Incluso se bromea con que esto es lo que hay que darles a las suegras impertinentes…

INGREDIENTES

Para el mochi (6-10 uds.):

250 g de harina de arroz glutinoso
100 g de azúcar
300 ml de agua fría
Maizena (para espolvorear mientras se amasa)

Para el relleno:

250 g de judías azuki (soja roja) , chocolate, mermelada de fresa, etc..

PREPARACIÓN

Masa de mochi:

En un recipiente mezclar la harina de arroz glutinoso, el azúcar y el agua, que se debe añadir lentamente.
Mezclar enérgicamente, añadiendo el agua lentamente, hasta que no queden grumos y la mezcla quede un poco pegajosa y elástica.
Forrar con un paño húmedo un cuenco de bambú para cocer al vapor, verter la masa en su interior y tapar. Situar el cuenco sobre una cacerola del mismo diámetro, llena de agua hirviendo. Dejar cocer unos 20-25 minutos hasta que la masa adquiera una textura mate de aspecto más sólido y pastoso.
Retirar del fuego y dejar enfríar la masa hasta que esté templada (mínimo 45 min).
Amasarla manualmente o  con la ayuda de un trapo húmedo limpio o de una espátula rígida. Como truco, se puede añadir hasta un 10% más de azúcar para que los mochis duren más tiempo.
Espolvorear Maizena sobre la encimera (o dentro de una bandeja de horno para menos engorro). Usaremos esta superficie para verter la masa y embadurnarla con harina para que sea manipulable y no se pegue a las manos.

Elaboración del daifuku mochi (o cómo rellenar el mochi):

Poner la pasta de arroz encima de la Maizena y embadurnar bien para que la masa no se pegue a las manos al manipularla. Estirar la masa ligeramente y cortarla en porciones pequeñas (tamaño albóndiga) con la ayuda de una espátula rígida.
Aplanar cada pelota en la palma de la mano, estirando con cuidado para formar un disco.
Colocar el relleno en el centro. Este se compondrá de una fresa envuelta de pasta de judía roja.
Mediante pequeñas rotaciones en la palma de la mano, poco a poco ir cerrando los laterales de la pasta de arroz sobre el relleno, a modo de capullo de flor, hasta que tengamos la bola perfectamente cerrada.
Para acabar de sellar la masa de arroz basta con realizar pellizcos en las grietas para que se peguen y la superficie quede homogénea.

Las pastas mochi se acostumbran a servir cómo colofón de una buena comida o junto al té. Los mochis de chocolate de hoy son perfectos para levantar los ánimos a media tarde y se comen de un bocado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s